El auge de usar tecnologías digitales en diferentes ámbitos, ha irrumpido también en la esfera de salud sexual. Productos electrónicos, como vibradores, incluyen conexión a smartphones. La salud sexual y apps constituye no solo una herramienta de juego individual, o con pareja, sino una interacción social.

Atender a la salud mental, con el uso de tecnologías, abre una interesante gama tal y como se ha presentado en el II Congreso en Salud Mental Digital. Las redes como medio, la opción de compartir y buscar estímulos, tiene en el uso de los conocidos como juguetes sexuales un espacio por explorar.

Mediante la colaboración de la experta sexóloga Dubi de Ossa y de Vivesexshop, revisamos algunos aspectos para comprender mejor las oportunidades y prevención al usar una app.

¿Cómo funciona la aplicación Satisfyer Connect?

Así se presenta en el web. Se descarga la app de forma gratuita para iOS y Android en tu smartphone, tableta o Apple Watch. Permite conectar fácilmente el Satisfyer Double Joy al dispositivo a través de Bluetooth o Internet y dejarte llevar. Permite convertir el sonido ambiental que capta el dispositivo en vibraciones para el vibrador o música en vibraciones.

La aplicación Satisfyer Connect facilita compartir patrones de vibración con otros usuarios, en todo el mundo. Para lograr esa sensación de placer adicional, puedes dejar que otros controlen el Double Joy o incluso controlar los juguetes de bienestar sexual Satisfyer de otros usuarios a través de videochat.

La app cumple con el RGPD y con las normas de protección de datos alemanas y europeas.

En este punto es en el cual Salud sexual y apps se deben cuidar. El control del placer y estímulos que lo generan es parte de la esfera privada o pública, a elección de la persona. El abrirse a experiencias, individual o en parejas, en el mundo digital deja huella y abre a nuevas posibilidades de las que debemos ser conscientes de quien o qué tendrá esta información.

Por otro lado, según la Dra. Dubi De Ossa, afirma qué,  “es bueno advertir que el uso excesivo del mismo, puede causar en algunas personas fijación de estímulos, acondicionando  la respuesta sexual, incluso el  orgasmo mismo, mientras que para otros, puede ser más bien un método importante en el abordaje de la anorgasmia.

En cuanto al éxito de los juguetes, hay que recordar que el deseo sexual, se activará siempre con nuestro cerebro. Así qué,  si no se acompaña de pensamientos, fantasías o recuerdos que mantengan la excitación, por sí solo, un juguete sexual, estará lejos de producir placer, incluso, puede llegar hacer molesto para la persona. Por lo que instó a estimular primero al cerebro“.

El éxito de productos como satisfyer, nos muestra un ejemplo más de aprendizaje en el uso de la tecnología para mejorar nuestra salud.

(Visited 31 times, 1 visits today)

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.