Protegiendo la privacidad para proteger la salud mental: el nuevo imperativo ético.

La privacidad y protección de datos salud mental, la confidencialidad, es un principio central en la bioético, gobierna la relación proveedor-paciente. Desde su origen en Hipócrates, las nuevas leyes lo han interpretado para la edad de la medicina de precisión y de los registros médicos electrónicos. El Dr. Elias Aboujaboude inicia así la presentación del artículo  Protecting privacy to protect mental health: the new ethical imperative. El trabajo, mediante una investigación empírica sobre las funciones de privacidad, revisa la discusión sobre privacidad y tecnología que a menudo termina en la literatura científica sobre salud, cuando las tecnologías relacionadas con Internet han hecho de la privacidad un desafío mucho más complejo con amplias implicaciones psicológicas y clínicas.

El autor expresa que más allá del deber moral reconocido de proteger la información de salud de los pacientes, los médicos ahora deberían defender un derecho básico la privacidad y protección de datos como un medio para salvaguardar la salud psicológica. Ello tiene implicaciones para el desarrollo psicológico y el sentimiento de resignación, que se afianzan con respecto a la capacidad de controlar los datos personales. El artículo concluye con un llamado a pasos legislativos, educativos y de investigación para reajustar el equilibrio entre el individuo y el “Big Data”.

Acceso artículo: https://jme.bmj.com/content/early/2019/05/23/medethics-2018-105313

 
(Visited 24 times, 1 visits today)

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.