Celine Bernhardt-Lanier, Directora de Wellbeing at LOG OFF, comparte el post ¿Padeces nomofobia?.  Imagina que un día llegas a casa del trabajo o la escuela y tu teléfono ha desaparecido por completo. Lo has perdido. No se encuentra por ninguna parte. ¿Qué sentiría una punzada de ansiedad? ¿Angustia? ¿Pánico? ¿Miedo a perderse algo importante?

Si la respuesta es sí, entonces es posible que tenga «nomofobia», un término que los científicos usan para describir el miedo a perder o no tener acceso a su smartphone. No te preocupes, no eres el único nomófobo que hay. Como muchos adultos, la mayoría de los adolescentes revisamos constantemente nuestras redes sociales. Saltamos para responder a las notificaciones, escanear los últimos modelos de Instagram, los últimos fracasos épicos de YouTube, los bailes virales de TikTok y los memes políticos de Twitter. Mientras nos enfocamos en nuestros teléfonos, carecemos de una verdadera conexión cara a cara.

Según mi experiencia de salir con amigos, a veces parece que ni siquiera tenemos conversaciones reales, aparte de los chismes absurdos de las celebridades o el despotricar consciente de las publicaciones recientes. ¿Cómo profundizamos nuestras amistades?

Hoy, durante la pandemia de Coronavirus, este tema es complicado. Nuestro principal medio de conexión es virtual. Revisar nuestros teléfonos alivia y crea estrés y nos da la ilusión de estar conectados. Para los adolescentes en particular, sentir un sentido de comunidad a través de las redes sociales reduce el gran y oscuro miedo de perderse, FOMO. Sí, apreciamos las fiestas sorpresa de Zoom. Pero a pesar de sus beneficios genuinos durante el distanciamiento social, nuestras pantallas 2D no reemplazan la presencia genuina. Por eso, no es sorprendente que muchos de nosotros terminemos el día cansados ​​y ansiosos.

Investigación

La investigación ha documentado los riesgos físicos, mentales y emocionales del uso excesivo digital y la conectividad constante para personas de todas las edades. Me preocupan especialmente las consecuencias para mi generación. Por ejemplo, una revisión sistemática de revisiones el 2019 encontró que «niveles más altos de tiempo en pantalla se asocian con una variedad de daños a la salud de niños y jóvenes, con evidencia más fuerte para adiposidad, dieta poco saludable, síntomas depresivos y calidad de vida».

Entonces, ¿cómo lidiamos con la dependencia virtual de una manera saludable? ¿Cómo utilizamos la tecnología de una manera que nos alimente en lugar de fatigarnos? ¿Cuál es el secreto de salud para vivir en un mundo de tecnología interconectado y sentir una verdadera conexión humana al mismo tiempo? Creo que la respuesta es simple: equilibrio.

Experiencias

Permítanme compartirles sobre tres jóvenes agentes de cambio con los que trabajo y que han iniciado un movimiento para llevar el equilibrio digital y el bienestar al mundo.

A Emma Lembke se le ocurrió la idea preliminar de LOG OFF después de notar el efecto negativo de las redes sociales en su salud mental. LOG OFF se ha convertido en un movimiento global que es un catalizador del cambio y una plataforma para resaltar las voces jóvenes.

Jack Brustkern, ganador de la beca presidencial de EE. UU., Orador y autor de 19 años que tiene la misión de guiar a su generación hacia el equilibrio digital y ayudar a los padres a guiar a sus hijos hacia el equilibrio. Fundó Detach en 2017 después de despertar a su propia dependencia digital. Desde entonces, se ha reunido con docenas de profesionales en los Estados Unidos, ha dado 20 charlas a miles de niños y cientos de adultos, ha lanzado un curso para padres y ha escrito un libro, Acquired Connection.

Aliza Kopans, con quien co-creé Dear Parents Resource, trae su pasión por facilitar conversaciones saludables en tiempo de pantalla para lograr un equilibrio digital a sus roles de liderazgo en el Consejo de Liderazgo para Adolescentes de LookUp.Live y la Campaña para una Red de Acción para la Infancia sin Comercial. Tablero. Ella está creando un cambio hacia un mundo centrado en los humanos, no en la pantalla. El año pasado, lancé una iniciativa de bienestar con LOG OFF para ayudar a los adolescentes a conectarse mejor con los demás, su verdadero yo y la naturaleza. A través de esta iniciativa, ofreceré retiros digitales para adolescentes, recursos de meditación, llamadas grupales de zoom con otros adolescentes de todo el mundo y experiencias en la naturaleza para desconectar.

Mientras prosigo mi propio viaje hacia el bienestar digital, me doy cuenta de que si creamos una relación saludable con la tecnología, podemos sacar mucho más provecho de la vida. Visualizo un mundo de tecnología equilibrada y humanizada, conexión auténtica e intenciones conscientes entre mis compañeros. ¡Adiós a la nomofobia!

En el II Congreso en Salud Mental Digital, iniciamos el abordaje a esta temática indispensable.

Autora:

Celine Bernhardt-Lanier, junior en el Lycée Français de Barcelona y Directora de Wellbeing en LOG OFF

1 Comentario

  1. Pingback: Log Off Movement Iniciativa de bienestar digital -

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.