La Telemedicina como oportunidad.  Desafíos para la República Dominicana. Erika J. Suero Feliz, Licenciada en Derecho, Gerente General de Erika Suero Feliz Consultora Estratégica, SRL (Información) y Katty Gómez, Médico Psiquiatra refieren a la situación en el país.

Antecedentes

El virus que causa el COVID-19 o Síndrome Respiratorio Agudo Grave (SARS, por sus siglas en inglés) – CoV2 es un nuevo coronavirus cuyo primer brote fue detectado en Wuhan, República Popular China, a finales del año 2019. La epidemia del COVID-19 fue declarada como una emergencia de salud pública de preocupación internacional por la Organización Mundial de la Salud (OMS), el 30 de enero de 2020.  Posteriormente, en fecha 11 de marzo, el COVID-19 fue caracterizado por la OMS como una pandemia, por su extensión por varios países y/o continentes del mundo afectando un gran número de personas, así como por los “niveles alarmantes de propagación y gravedad”, esto último según las palabras de su Director General.

En la República Dominicana (RD), el primer caso del virus que causa el COVID-19 en una persona, tuvo lugar el 1ero. de marzo de 2020.  El Poder Ejecutivo, a través del Decreto No.134-20, declaró el Estado de Excepción (Emergencia) en todo el territorio de la República Dominicana, en virtud de la autorización otorgada por el Congreso Nacional mediante la Resolución No.62-20, ambos del 19 de marzo de 2020. Posteriormente, a partir de sucesivos Decretos, dicho Estado de Excepción (Emergencia), ha sido prorrogado hasta el 1ero. de junio del año en curso.

Por una parte, mientras el Estado de Excepción (Emergencia) se mantenga vigente, se suspende el derecho a la libertad de tránsito y a las libertades de asociación y de reunión; y, por la otra, dentro de las medidas adoptadas para reducir el impacto del COVID-19, se recomienda el distanciamiento social, cuestiones éstas que han impactado en la prestación de servicios de salud.  Tal impacto ha impulsado que, profesionales de la medicina y de profesiones afines, hayan tomado la decisión de prestar sus servicios haciendo uso de la telemedicina.

Marco regulatorio

El Reglamento Técnico para la Habilitación de Servicios Clínicos y Quirúrgicos emitido por el Ministerio de Salud Pública y Asistencia Social (2017), en su Artículo 8.14 define la telemedicina como “el servicio de consulta externa realizada sin contacto físico, de forma no presencial directa, entre el profesional de la salud y la persona que demanda el servicio, incluyendo la interconsulta entre profesionales, realizada por medio de algún sistema de los incluidos en la tecnología de la información y comunicación, para proporcionar asistencia o dar soporte médico, independientemente de la distancia que separa a los involucrados en el servicio”.

Por tanto, la telemedicina puede ser tan simple como dos profesionales de la salud discutiendo un caso por teléfono, hasta la utilización de avanzada tecnología en comunicaciones e informática para realizar consultas, diagnósticos o cirugías a distancia y en tiempo real.  Como servicio, puede beneficiar a todos los pacientes de un sistema sanitario, pero sobre todo a las personas mayores y a los pacientes crónicos, tal como lo plantea el Estudio y Diagnóstico del Turismo de Salud y Bienestar de la República Dominicana del Consejo Nacional de Competitividad (2019).

Recientemente, los expertos en el tema han estado haciendo una revisión conceptual del término «telemedicina», porque se considera que el vocablo «eSalud» es mucho más apropiado, en vista de que abarca un campo de actuación más amplio y la telemedicina se visualiza como un pilar de éste.  Otro término utilizado es el de telesalud.

Más allá de lo establecido en el Reglamento antes indicado, la telemedicina no cuenta con un marco legal específico que rija dicho ejercicio en la República Dominicana.  No obstante, contamos con instrumentos jurídicos cuyas disposiciones pudieran ser argüidas para dar respuesta a particularidades relacionadas con dicho ejercicio.

Regulación

  • La Constitución Política de la República Dominicana votada y proclamada por la Asamblea Nacional (2015).
  • La Ley núm.42-01 General de Salud (2001).
  • La Ley No. 172-13 que tiene por objeto la protección integral de los datos personales asentados en archivos, registros públicos, bancos de datos u otros medios técnicos de tratamiento de datos destinados a dar informes, sean estos públicos o privados (2013).
  • La Ley núm.53-07 sobre Crimenes y Delitos de Alta Tecnología (2007).
  • La Norma Nacional núm.32 sobre el Expediente Clínico de la Atención Médica (2003).
  • El Reglamento Técnico para la Habilitación de Servicios Clínicos y Quirúrgicos (2017).

La Telemedicina como oportunidad. Desafíos para la República Dominicana

Es indiscutible que el ejercicio de la eSalud y, como parte de ella, el de la telemedicina en la República Dominicana tiene por delante grandes retos y desafíos.  El contexto actual, a partir de la aparición del COVID-19, plantea una oportunidad sin precedentes para que los actores correspondientes, identifiquen necesidades y elaboren instrumentos jurídicos que regulen el ejercicio de la telemedicina en el país, en aras de, entre otros aspectos, contribuir con la eficiencia en la prestación de los servicios de salud en beneficio de la población.

(Visited 283 times, 1 visits today)

1 Comentario

  1. claso audiologia 15 julio, 2020 a 11:47 am

    Muy buen análisis de la situación actual. El desarrollo digital en salud debe ser una prioridad a nivel global para ahorrar desplazamientos innecesarios y agilizar procesos.
    ¡Gracias por compartir!

    Respuesta & # 8595;

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.