El reporte de riesgos en línea de los adolescentes jóvenes

Gordon P. D. Ingram, de la Universidad de los Andes y en representación de ASCOFAPSI presenta la ponencia “Decir o no decir: Influencia de la edad y la personalidad en la exposición y el reporte de riesgos en línea de los adolescentes jóvenes“. Será el 14 de noviembre en la mesa Entornos digitales y comportamiento individuo – sociedad: oportunidades y amenazas del ciberespacio, en el Congreso Iberoamericano en Ciberpsicología.

La exposición de los jóvenes a diversas formas de riesgo en Internet, incluidas las interacciones con extraños, material inapropiado y el ciberacoso y otros conflictos en línea, aumenta la preocupación por sus efectos en la salud mental. Los hallazgos consistentes son que la exposición a los riesgos en línea aumenta con la edad (Livingstone y Smith, 2014) y se asocia con características de personalidad como la búsqueda de sensaciones (Baumgartner, Sumter, Peter y Valkenburg, 2012).

Sin embargo, no se ha examinado cómo la información que los adolescentes reportan a los adultos sobre los riesgos que enfrentan varía con la edad y la personalidad, aunque una comunicación efectiva sobre los riesgos en línea puede ayudar a mitigar sus efectos negativos en la salud mental. También faltan investigaciones sobre los riesgos del internet en Colombia y en la mayoría de los demás países latinoamericanos (así como en los países en desarrollo en general).

Investigación

El presente estudio tuvo como objetivo abordar estas omisiones mediante una encuesta realizada a 203 adolescentes colombianos (101 mujeres, 84 hombres), de 12 a 15 años de edad y en séptimo o noveno grado. La encuesta se administró en dos escuelas secundarias públicas en Bogotá, Colombia, que atienden principalmente a familias trabajadoras de ingresos bajos a medios. Las hipótesis se registraron previamente en este enlace.

Las hipótesis relacionadas con la edad eran que la exposición a los riesgos y conflictos en línea aumentaría entre el 7º y el 9º grado, mientras que la información sobre la exposición al riesgo en adultos se reduciría. Para las hipótesis relacionadas con la personalidad, se administró un breve test de personalidad de Big Five, el TIPI (Gosling, Rentfrow y Swann, 2003).

La apertura a la experiencia se postuló que se asociaba con una mayor exposición a los riesgos en línea, la conciencia con menos exposición a los riesgos en línea y más informes a los adultos, la extraversión con más informes de incidentes en línea (especialmente a los compañeros), la amabilidad con menos argumentos y conflictos en línea, y Neuroticismo con más preocupación por los riesgos en línea.

Resultados

Los resultados respaldaron todas las hipótesis relacionadas con la edad: los estudiantes de 9º grado estuvieron expuestos a un número significativamente mayor de riesgos en línea y participaron en muchos más conflictos en línea que los de 7º grado, al tiempo que informaron de estos incidentes de manera significativamente menos frecuente a los adultos (padres y maestros). Sin embargo, la única hipótesis basada en la personalidad que se apoyó fue que la extraversión estaría asociada con más informes de los riesgos en línea experimentados.

Hubo una correlación marginalmente significativa entre la apertura a la experiencia y la exposición al riesgo en línea, que no fue significativa después de la corrección alfa. Las regresiones múltiples también mostraron que los factores demográficos (edad y género) tomados en conjunto explicaron significativamente más la variación en la exposición al riesgo en línea, la participación en el conflicto y la notificación de riesgos que los factores de personalidad.

 

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.