Cómo proporcionar telesalud a personas adultas mayores

En esta publicación presentamos un resumen del artículo “Como proporcionar telesalud a  personas adultas mayores”, el cual nos muestra una serie de pautas para abordar las posibles barreras que se encuentran en las intervenciones de telesalud  en los adultos mayores.

La telesalud permite a los pacientes de toda la vida recibir atención a distancia de una manera que suele ser más accesible y conveniente que la atención en persona. Una idea errónea común es que los adultos mayores no tienen interés en el uso de la tecnología o no pueden utilizar las plataformas tecnológicas. Los datos actuales indican lo contrario; de hecho, la mayoría de los adultos mayores (7 de cada 10) tienen y utilizan un ordenador, un teléfono inteligente o una tableta con acceso a Internet en casa. Sin embargo, cuando se trata del uso de la telesalud, el alcance es limitado entre los adultos mayores (por ejemplo, sólo el 11% se siente cómodo usando la telesalud).

Las principales barreras a la telesalud entre los adultos mayores incluyen las percepciones erróneas de interés por parte del proveedor, la falta de formación/orientación en telesalud en los adultos mayores y las plataformas de telesalud que no tienen en cuenta sus necesidades.

A continuación se exponen algunos factores que hay que tener en cuenta y estrategias que hay que aplicar cuando se ofrece telesalud a los adultos mayores que toman en cuenta los cambios tanto motores como cognitivos asociados a esta etapa de la vida. 

Estrategias para proporcionar apoyo tecnológico:

  • No asuma que los adultos mayores no están interesados en la telesalud. Al igual que hace con todos los pacientes, hable de los pros y los contras de la telesalud. 
  • Explíqueles claramente lo que pueden esperar y hágales saber que la mayoría de las personas experimentan algunos “baches” al adaptarse a la nueva tecnología, pero que usted ha podido trabajar con éxito con personas con esta modalidad.
  • Proporcionar apoyo tecnológico requiere recursos adicionales al principio del tratamiento, pero evita retrasos el día de la cita, así que planifique proporcionar instrucción adicional y apoyo tecnológico individual. Aunque las plataformas de telesalud pueden no ser intuitivas para los adultos mayores, muchos pueden utilizarlas con éxito. Póngase en contacto con el adulto mayor por teléfono antes de la cita para darle instrucciones verbales, probar la plataforma de telesalud y asegurarse de que el adulto mayor entiende y se siente cómodo con la tecnología. En algunas ocasiones el personal de apoyo puede realizar este paso.
  • Antes de la cita, proporcione a los adultos mayores instrucciones escritas para el uso de la telesalud (esto puede resultar beneficioso para todos sus pacientes). Las instrucciones que utilizan un lenguaje conciso, un tamaño de letra mayor y que incluyen capturas de pantalla de cada paso del proceso pueden ser especialmente útiles.
  • Los adultos mayores que utilicen la tecnología de telesalud se beneficiarán de las modificaciones en la presentación visual (por ejemplo, aumentar la iluminación de la pantalla, utilizar superficies mate en lugar de brillantes).
  • Las mejoras auditivas también pueden ayudar a la experiencia del usuario (por ejemplo, ajustar el volumen, ofrecer opciones de subtitulado con un tamaño de texto mejorado, considerar el uso de auriculares).
  • Puede incluir estas sugerencias en la información escrita inicial o comentarlas durante la sesión de configuración.
  • Cuando se utiliza una plataforma de vídeo, un fondo visual neutro y no “ocupado” para usted garantizará que el adulto mayor con problemas visuales pueda concentrarse mejor en usted y no en otros estímulos de fondo. Del mismo modo, reducir el ruido en el lado del proveedor reduce la interferencia auditiva para el paciente. 
  • Para frenar el dolor provocado por la rigidez muscular, pregunte a su paciente si necesita adaptaciones de movimiento para sus sesiones (por ejemplo, deje tiempo para los estiramientos, invite a los adultos mayores a utilizar elementos que puedan resultar cómodos, como almohadillas térmicas, sillas confortables, etc.).
  • Proporcionar un resumen al final de la sesión de los objetivos, la lectura y los ejercicios que deben completarse entre las sesiones puede ser ventajoso para todos los clientes, pero especialmente valioso para los adultos mayores.

Estrategias para establecer una buena relación

  • Reconocer directamente que las sesiones de telesalud pueden resultar incómodas. Asegure a los adultos mayores que la mayoría de las personas se sienten cada vez más cómodas con el tiempo.
  • Intente mirar directamente a la cámara en la medida de lo posible para imitar el contacto visual.
  • Utilice técnicas de clarificación y reflexión para evitar la falta de comunicación y la mala interpretación de las emociones del adulto mayor. Aclare verbalmente el lenguaje corporal ambiguo reconociendo que la telesalud puede dificultar la comunicación (por ejemplo, “Quiero asegurarme de que entiendo cómo se siente. Reunirse por vídeo puede dificultar la comunicación, ya que no puedo verle completamente. Parece que está frustrado, ¿es así como se siente?”).

La aplicación de estas estrategias podría aumentar la probabilidad de que los adultos mayores participen con éxito en la telesalud y se beneficien de ella.

Lee el artículo completo en telesalud a personas adultas mayores en:

https://www.apaservices.org/practice/clinic/telehealth-older-adults

Más información en telesalud mental: Manual de telesalud mental – Cibersalud

Leave A Comment

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.